Cavitación vs otras técnicas liporeductoras

Ya hemos analizado las ventajas e inconvenientes de la cavitación estética sobre otras intervenciones quirúrgicas como la abdominoplastia y en esta ocasión vamos a efectuar una comparativa con otras técnicas liporeductoras y las indicaciones de cada una de ellas.

CAVITACIÓN ESTÉTICA VS OTRAS TÉCNICAS LIPOREDUCTORAS

Una alternativa menos invasiva que la abdominoplastia es la liposucción, pues esta técnica que también es un procedimiento quirúrgico consiste en extraer la grasa sobrante de las zonas afectadas y resulta menos invasiva porque se realiza mediante punciones que no requieren recortes de piel, por tanto los traumatismos son menores y el tiempo de recuperación es más corto y las cicatrices prácticamente imperceptibles.

La ventaja de este sistema mediante cavitación estética es que los resultados se consiguen en prácticamente una intervención, aunque en ocasiones pueden ser necesarias más intervenciones si los cuidados postoperatorios no son los adecuados o el cuerpo no reacciona en la forma que se esperaba, pero los costes de la segunda operación suelen estar subvencionados por la primera o en todo caso una parte.

Las principal desventaja es que requiere anestesia general o local en función de lo que indique el especialista, y por tanto exige un periodo de reposo o recuperación y al menos una semana de baja médica.

Otro inconveniente es que durante el post-tratamiento deberemos usar una faja compresora durante un mes o dos que cubra toda la zona afectada para evitar que la piel se expanda tras la intervención y se formen “bolsas” donde pueda alojarse nuevamente la grasa y dar lugar a malformaciones.

cavitacion vs otras tecnicas liporreductoras

La lipoescultura también es una técnica lipomoduladora, de hecho, es prácticamente lo mismo que la liposucción con el añadido de que la grasa extraída se utiliza para rellenar zonas en las que se ha perdido volumen por la edad o que simplemente se quieren realzar como los labios, nalgas o senos aprovechando la biocompatibilidad del material extraído.

Las ventajas e inconvenientes de la lipoescultura respecto a la cavitación estética obviamente son los mismos que para la liposucción.

La lipoabdominoplastia es una técnica quirúrgica que combina todas las anteriormente mencionadas, pues además de replegar la piel a su lugar,se extrae la grasa sobrante definiendo la figura y se utiliza para rellenar los espacios donde se necesita, por lo que la remodelación de la silueta es total y esa es su principal ventaja, conseguir un cambio radical en tan sólo una intervención, aunque también es su principal inconveniente, pues el periodo de post-operatorio es el más complejo de todos y el más traumático, pues además de la correspondiente faja compresora, tendremos varios traumatismos en la zona afectada y una importante cicatriz que será evidente con el tiempo.

Una vez que conocemos todos los procedimientos liporeductores alternativos a la cavitación, debemos ser conscientes de nuestras expectativas y magnitud del problema a tratar, pues como vemos, cada técnica está orientada a un problema diferente, aunque eso no significa que sea excluyente para otras y en este punto, será el especialista o centro médico indicado el que nos proporcione la información adecuada sobre que tratamiento prioriza en casa caso para garantizar los mejores resultados.

En muchos casos la cavitación estética es recomendada tiempo después de las intervenciones de cirugía plástica para ultimar pequeños retoques residuales de la operación.

Deja un comentario