¿En qué consiste el tratamiento?

El tratamiento de la Cavitación estética consiste básicamente en congelar previamente las grasas con una máquina especializada que es aplicada en la zona afectada generando una serie de ondas y radiaciones que congelan el tejido adiposo a una temperatura controlada para no afectar a la piel, esta crionización reduce los adipocitos que son las células encargadas del almacenamiento de grasas provocando su apoptosis o muerte celular con la consiguiente reducción de tejido graso que eso supone y pérdida de volumen.

Dependiendo de la profundidad de tejido graso existente se requerirá un mayor o menor número de sesiones, también hay que tener en cuenta que no todo el mundo dispone de la misma capacidad para almacenar o drenar las grasas acumuladas, lo que también contribuye al éxito del tratamiento.

La edad de la paciente también es un factor determinante, pues en determinadas etapas de la vida de la mujer como la menopausia el tejido muscular se va sustituyendo progresivamente por tejido adiposo, el cual aumenta en un 25% respecto al de una mujer joven y se distribuye principalmente por los muslos, caderas y abdomen que son las principales zonas a tratar mediante criolipolisis.

Los hábitos de vida que se adopten durante el tratamiento también influyen en su resultado, pues cuando las grasas son liberadas al torrente sanguíneo se requiere beber más líquidos, especialmente agua para facilitar el drenaje y expulsión al exterior.

La práctica de ejercicio también resulta conveniente durante el transcurso del tratamiento de la cavitación así como posteriormente para garantizar el mantenimiento de los resultados, pues un mayor índice de masa muscular requiere un mayor consumo energético que evita la transformación de las calorías en grasas así como su almacenamiento en las zonas anteriormente mencionadas.

en que consiste el tratamiento

La dieta que sigamos durante ese periodo también debe ir orientada a la depuración y eliminación de toxinas, evitando todos aquellos alimentos contraproducentes para las funciones depurativas del organismo como el café, alcohol, fritos, dulces etc.

La cantidad mínima de tratamientos requeridos para apreciar los primeros resultados es de dos sesiones y en este punto, cada paciente es distinta, pues en algunos casos se requieren más sesiones para apreciar resultados visibles, pero la mayoría de usuarias han reportado que en las dos primeras sesiones ya han podido apreciar cambios derivados del tratamiento.

La cavitación estética es un procedimiento no invasivo y por lo tanto no requiere de ciertos procedimientos presentes en otros tratamientos reductores como anestesia o fajas reductoras.

El tratamiento consiste en la aplicación de una crema de efecto frío en la zona afectada y que posteriormente será sometida a la máquina de cavitación que generará ondas que facilitarán la destrucción de los adipocitos para que sean desplazados al torrente sanguíneo y posteriormente eliminados por la orina para lo que se requiere seguir las recomendaciones anteriormente indicadas.

La duración de cada sesión se estima entre media hora y una hora por cada zona a tratar, y los tratamientos suelen espaciarse en dos semanas, no obstante, estas recomendaciones suele puntualizarlas el especialista en cada caso particular.

¿En qué consiste el tratamiento?
4.5 (90%) 2 votes

Dejame un comentario

Este sitio web utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información
+